lunes, 28 de noviembre de 2011

OCASO "Algo más que un juego de mesa de infectados" supervivientes II parte

El juego de mesa "OCASO" va siendo perfeccionado día tras día, gracias a las partidas que he podido probar, en estos momentos me encuentro revisando el reglamento, con pequeños cambios, para darle más movimiento a los personajes, que las numerosas cartas de busquedas sean encontradas con mayor rapidez y en cantidades más grandes, y, en general, dotando al sistema de juego de mayor dinamismo.



Nuevos refuerzos para el bando de supervivientes, chupaos esa infectados!


Acabo de pintar en una mañana un grupo de supervivientes que conversioné hace unos meses, con la caja de Milicia Imperial de Warhammer, se trata de un obrero, un estudiante o pandillero con sudadera y gorra, un policía urbano o guardia de seguridad y una mujer con pinta de salir de la calle Montera de Madrid armada con un bate metálico de baseball.

El surtido variado de profesiones se ve representado con estas miniaturas.

Así, podré probar el sistema con más jugadores supervivientes, creo que el equilibrio está en un máximo de 2 grupos de 4 supervivientes. Si hay más jugadores humanos, las miniaturas se repartiran de forma equitativa formando más grupos de supervivientes con menos miniaturas o simplemente formando equipos.
Por ejemplo si jugasen 5 personas a "OCASO" uno de ellos sería el jugador zombie, mientras que los otros cuatro jugadores se dividirían las 8 miniaturas como mejor pudieran, o haciendo equipos o manejando cada uno 2 miniaturas.


Por una parte tenemos al currela, un obrero o algo similar, con el color amarillo como predominante( he intentado darle colores diferentes predominantes, amarillo, rojo,azul y verde) una camisa a cuadros tipo leñador acentúa ese aire de currante, además de accesorios, porta una linterna y un destornillador.

La chica de altas botas y corta falda, predominando el color rojo en vestido, labios, uñas..etc, resalta la agresividad del gesto y el gran bate metálico que ha conseguido improvisadamente. Una mujer de armas tomar!

La foto está un poco desenfocada, pero se puede apreciar lo clásico de los colores, azules y blancos, con toques dorados, el policía o segurata ha ido improvisando cinturones y armas, por ello lleva con cinta aislante un cuchillo en el brazo y más bolsitas y correas de lo habitual.


Esta miniatura puede representar a un estudiante, un delincuente joven o algo similar, le quise darle el aspecto deportista con sudadera y gorra o algo hiphopero, zapatillas y un par de armas de fuego, le pinte la sudadera de verde, para acabar con los colores típicos de un parchis.
En detalle, varios supervivientes luchan contra la horda de infectados codo con codo para sobrevivir, ya puedes empezar a crear tu grupo de supervivientes, te recomiendo ponerles nombres de gente conocida, así te empatizará más las miniaturas y te dolerá mucho más cuando esté rodeado de infectados babeantes y hambrientos!!!


Un adelanto de la creación de personajes:
(esta apenas ha sido alterada, pero para aquellos que no hayan descargado el manual, quizás les interese)

   2D6 Profesiones posibles          Máximos


    2-4 Agente de la ley / Delincuente   (2)
   
    5-7 Oficinista / Estudiante                  -

    8-10 Currante / Conductor                -

    11-12 Especial                                (1)

Los especiales son: Sacerdote,Cantante, Atleta profesional, Ama de casa, Boy Scout, Médico.


Las profesiones engloban muchos tipos, por ejemplo, el agente de la ley puede ser desde un militar, un policía, bombero..etc, el oficinista es todo aquel que trabaja con ordenadores, papeles, cuentas..etc sin despegar el culo del asiento o pateandose la calle con un traje.

Después de saber las profesiones, se realiza la tirada de un dado cuanto más grande sea el resultado, los objetos de inicio serán más numerosos y mejores, dependiendo de cada profesión.



Si queréis saber más, atentos, porque pronto subiré en la sección DESCARGAS, el nuevo reglamento de "OCASO"






   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada