martes, 20 de diciembre de 2011

Conversiones, modelismo con masilla verde

Hoy voy a explicar brevemente el proceso de creación de un par de garrapatos cavernícolas a partir de unas bolas del bingo y unos montones de masilla verde (de dos componentes) y diréis...¿que demonios es todo eso?
Lo primero será explicar que son garrapatos cavernicolas, os dejo una foto de las miniaturas de warhammer que venden para representar semejantes bichos.

Estas son las simpáticas y salvajes criaturitas llamadas Garrapatos.

 Quieres saber más? dale a MÁS INFORMACIÓN!




Una mezcla de dientes y hongos, ni animales ni setas, mala leche y hambre insaciable, viven en las profundidades de las cavernas, donde moran los skavens, los terribles hombres rata, despiadados, traicioneros y astutos, y también los excavadores de tesoros enanos, y sus archienemigos, los goblins nocturnos, pequeñas verdes criaturas retorcidas de grandes narices y orejas, y gran cobardía, pero también gran número, anidan en las montañas, excavando y saqueando lo que encuentran, criando para la batalla y para comer a los garrapatos cavernicolas (si ellos no se los comen primero)

Bueno, el caso es que en Mordheim, el juego de miniaturas, las bandas de orcos pueden tener unas cuantas de estas caóticas criaturas, dirigidas en todo momento por un goblin por lo menos, ya que sino se vuelven descontroladas como perros rabiosos y atacan a todo aquel que se encuentran.
Dado que no teniamos miniaturas compradas de garrapatos y teniendo la curiosidad de crear a un par de estas monstruosidades, decidí ponerme manos a la obra con ello.

Lo bueno de hacer un garrapato, es que es una bestia semideforme compuesta de dientes, ojillos y un par de patas, todos son diferentes y no poseen una anatomía recogida en ningún canon de belleza, imaginación al poder.

Así que decidí hacer uno más similar a las miniaturas actuales, con largas patas y más pequeñito y otro achaparrado, con apenas piernas y cara más de bobalicón y gracioso.

Para ahorrar masilla verde partimos de una bolita, canica o similar y la recubrimos con masilla.
La masilla verde es una sustancia de dos componentes, que, al juntarse, se vuelve verde (si! por eso se llama así!!) y a partir de ese momento hay que empezar a crear, ya que en el espacio de unos minutos se va endureciendo y se vuelve menos maleable, hasta que al final se seca por completo.
Recomiendo tener un tarrito de agua cerca, ya que la masilla es MUY pegajosa, sobretodo con los dedos o las herramientas que utilices para modelar (Ley de Murphi) si éstas están mojadas, la masilla no se pegará (yupi!!)

Este es el aspecto de la masilla verde (amarillo y azul al principio claro)
Para modelar puede servir cualquier cosa, desde un palillo de madera, tus dedos, unas pequeñas pinzas, también depende de lo que quieras hacer y con que precisión.
Yo suelo modelar por adición ( que no adicción) o sea, añadir poco a poco, capa sobre capa, los detalles y partes de la criatura. No deja de ser como esculpir con barro o alguna sustancia blanda.
Con los garrapatos empecé haciendo una bola, luego las protuberancias más exageradas, las cejas, morros...etc, antes de ponerme con detalles más pequeños, como los ojos, esperé hasta que se secase un poco, sino lo haces, probablemente chafarás tu trabajo mientras realizas más detalles.
Es bueno añadir a tu bola, un pequeño esqueleto con alambre de metal, para las piernas por ejemplo, te dará consistencia e impedirá que se te derrumbe como un hombre de mantequilla.
Básicamente es tener paciencia y planificar cual va a ser tu próxima parte en realizar, las patas al principio son tan solo unos choricillos de masilla, luego le añadirás relieve, garras..etc y aquello parecerá otra cosa.
El detalle final lo eliges tú, las primeras miniaturas no esperes que salgan como las que venden, es muy difícil, por eso, empezar con un garrapato, que es medio deforme y sencillo, es una buena manera de empezar a esculpir con masilla verde.

Yo la verdad que aún tengo mucho que aprender, una cosa es realizar conversiones, otra empezar una miniatura de cero!!!





El acabado final del Garrapato estilizado, pintarlo ayuda mucho al resultado final!


Aquí tenemos al otro Garrapato Cavernícola, en masilla verde.



El garrapato pintado, como veis faltaría limar esas asperezas de la piel y añadir más detalle, pero en esencia, se aprecia lo que es y sirve como miniatura.


El color de los Garrapatos viene de unos sugus de piña (azul) y de naranja que utilizábamos en las partidas para representar a las miniaturas, los garrapatos son seres deformes y desconocidos, así que puedes pintarlos como más desees, y seguro que como jugador orco estas harto de tanto verde!!!


Un goblin nocturno acompañado de un Snotling montado en gallina (¿?) guían a los fieros garrapatos hacia la batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada