jueves, 1 de diciembre de 2011

Dreadfleet VI

Nuevos peligros deben surcan los navíos en el océano perdido de los muertos, multitud de naufragios demuestran lo peligrosas que son estas aguas, infestadas de monstruos marinos y de fantasmas, castillos siniestros despuntan en islas de forma macabra, o levantados sobre esqueletos de mastodónticos leviatanes muertos tiempo atrás. Pisar esos islotes es casi peor que permanecer en aguas turbulentas, donde tu destino pende de un hilo enmedio de una tormenta de afilados cuchillos. Esto es Dreadfleet.


La Isla Leviatán, un siniestro y  pequeño pueblo levantado sobre el antidiluviano esqueleto de un quelonio ancestral.

Quieres saber más? dale a más Información!


Las miniaturas que representan los naufragios ya están listas, cinco marcadores con restos de diferentes navíos incrustados en las rocas o hundidos en una mar poco profunda.

Un barco con velas verdes yace semihundido, alertando de los posibles riesgos de navegar cerca de allí.

Estas miniaturas fueron pintadas de 3 en 3, primero las rocas con una sucesiva mano de gris cada vez más claro, luego el agua de mar, con azules, tonos verdes y acabados espumosos de blanco o azul muy clarito, por último los restos de barcos, marrones y los detalles de velas y decoración para hacer único cada naugfragio.
El navío de la armada Imperial desaparecido tiempo atrás permanece ajado y destruído entre los acantilados.

Un barco a vapor metálico de los enanos permanece encallado en el fondo, siendo un obstaculo más de estas traicioneras aguas.


Diversos barcos piratas que sufrieron un aciago destino, reposan, agónicos golpendo entre rocas y campos de coral que rajan los fondos de los navíos como si fueran blandos pellejos.
Dos Isotes idénticos, donde las piedras son las protagonistas, con algunos craneos de ojos fantasmagóricos tallados en la roca y restos de barcos en sus orillas.

Detalle del Islote


La Isla Leviatán, la tortugaaún parece gemir al moverse el viento entre los restos naufragados, y las luces del poblado tintinean debilmente, engañando a los incautos barcos que pasen cerca de allí a una muerte certera entre los huesos y las rocas.


El tapete ya posee un montón de obstaculos para fondear, ocultarse de los enemigos y concentrarse en una estrategia para vencer al rival.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada