domingo, 18 de noviembre de 2012

Esculpiendo miniaturas

Os dejo la miniatura que he esculpido de cero con masilla verde para un concurso de "Tales of War"
http://taleofwarminiaturas.blogspot.com.es/
Que hacen unas miniaturas muy chulas de 32 a 54 mm normalmente con temáticas muy diferentes.



 Jack Walters, con linterna en mano, se adentra en las alcantarillas de Insmouth.




Es mi primera miniatura y su tosquedad, acabado imperfecto y detalles dejan un poco que desear, pero Roma no se construyó en dos días, habrá que aprender más sobre técnica y elaboración.
Para ser mi primera miniatura me doy por conforme.

La miniatura representa a Jack Walters, protagonista del juego de PC "La llamada de Cthulhu, Dark corners of the earth" un cínico y arrogante detective de los años 20, secuestrado por la Gran raza, con sus pertinentes perdidas de cordura y un poso de poderes telepáticos de regalo por su experiencia que se enfrenta contra la corrupta Insmouth y su conspiratorio plan para invocar a Dagón, Hidra y al mismísimo Cthulhu para dominar el mundo y sabe Dios que más...


Jack va vestido con una gabardina larga y sombrero y "armado" con una linterna.(que no se si existían de ese tipo en esos tiempos)


El proceso de creación empezó desde un armazón de alambre formando un muñeco tipo "palo" en la postura en la que estaría Jack para después ir poniendo capa sobre capa de "piel".
Al principio sólo era un grotesco maraco de masilla que se asemejaba a una forma humana.


Nuestro monigote cobra forma como Adán con el barro.



Le vamos añadiendo poco a poco las formas de la cara, mangas, gabardina..etc dejando secar los progresos para no chafar lo que vamos haciendo.


A la vez que voy haciendo la figura, aprovecho la masilla sobrante para ir "construyendo" una peana acorde con la miniatura, así que le añadí baldosas, una rata, un cráneo, piedrecillas y finalmente un tentáculo muy en consonancia con todos los bichos de Lovecraft.

La miniatura terminada puesta en su peana con un poco de masilla blanca para posters.




Diferentes ángulos de la miniatura, utilice una lija de papel para limar asperezas y errores.



Algunas formas deberían estar más pulidas, como los pies, que apenas tienen relieves o las piernas, que le faltarían alguna arruga de ropa...
32mm no dan para mucho, paciencia, planificación, algo de pulso y orden en el trabajo.



Pues nada, ahí os dejo con esta primigenia miniatura esculpida de cero, tras el concurso la pintaré para darle color y que gane más puntos.
En el hipotético e improbable caso que resultase vencedora (el nivel estaría más bien bajo entonces)
cedería la miniatura, la hornean, y hacen miniaturas de plomo (bueno, un sucedáneo, que el plomo es bien venenoso) y además de darte 150 euros, que en los tiempos que corremos siempre vienen bien, te comercializan la creación, le dan coba y te dan 5 miniaturas de la misma, vale la pena probar, aunque sea sólo por tener una excusa para empezar a perder el miedo a intentar esculpir!!!

Un saludo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada